las palabras

Cómo te expresas dice mucho de ti

Índice

Hoy hace justo 5 años y 1 mes que empecé este blog hablando del poder de las palabras. Y aquí sigo, erre que erre con este temazo.

Porque ahora somos mucho más conscientes de la fuerza que tienen las palabras, pero aún no lo suficiente. Si lo piensas bien, ellas son las protagonistas de todo lo que haces en tu día a día. Las utilizas en tu trabajo, con tus amigos, familiares o pareja, en el supermercado, en cada email que escribes, posts en redes sociales, stories… ¡por no hablar del whatsapp! Por texto o por audio, la palabra va siempre contigo. Y lo mejor de todo es que tú la puedes controlar.

Todo en la vida va de crear relaciones de confianza, en todos los ámbitos, entre personas o entre marcas y consumidores. Y este tema es tan importante, que le voy a dedicar un trilogía completa, aunque no me lo hayas pedido 😉

Esto es el inicio de una nueva trilogía

Hoy, en este blog, comienza una nueva trilogía en la que nuestra protagonista será la palabra. La última pieza del Branding necesaria antes de empezar a crear su contenido. El sprint final para terminar de definir la personalidad que hará única a esa marca: la manera en la que se comunica.

Es el momento de aterrizar todas nuestras ideas y bajarlas a la Tierra.

Porque durante estos meses, en mi blog te he hablado de Grecia, de la mitología, de pensadores y de diosas para ayudarte a definir la personalidad de una marca, su arquetipo de cliente y su propósito. 

También he viajado contigo por el espacio – entre estrellas y planetas – para explicarte la importancia de la creatividad como recurso comunicativo y de construcción de marca en el proceso de Branding. Y hemos visto en profundidad el concepto que flota a su alrededor y los territorios creativos o diferentes identidades en las que se mueve. 

Olvida el blablabla y exprésate con tus palabras

Ahora es momento de pisar fuerte y lanzar tu marca, después de toda la investigación y reflexión con las que hemos trazado gran parte de su identidad. Es hora de darle forma a través de las palabras y dejar que se exprese a su manera. Para que la comunicación fluya en una sola dirección: la de tus clientes.

La palabra es un recurso muy poderoso que tenemos que usar con criterio y responsabilidad. Siempre.

En el caso de la creación de marca, la palabra es la herramienta con la que vamos a comunicarle al mundo, a nuestros futuros clientes, quiénes somos, qué hacemos, cómo lo hacemos y por qué. Pero la clave de todo esto está en cómo nos presentamos y cómo lo contamos

Tus herramientas de comunicación

Para presentarle tu marca al mundo necesitas un nombre, un tono de voz, un estilo de comunicación y una impronta característica que te haga única, extraordinaria y fácil de recordar. Esa que resume todo lo que eres.

Esto en términos de publicidad y branding se conoce como:

  • Naming – Cómo te llamas.
  • Tagline y Claim – Ese rasgo memorable que te caracteriza y te diferencia.
  • Voz y tono de comunicación – La forma y el estilo con el que hablas. Tú o tu marca.

Tenemos 3 meses por delante para tratar a fondo una nueva trilogía de marca dedicada a la fuerza natural y arrebatadora que poseen las palabras. Ahora tendrías que estar sintiendo un leve cosquilleo en el estómago. Buena señal.

Próximamente, más. No le quites el ojo de encima a este blog 😉

Si te ha sido útil, compártelo:

¿Y si te digo que tengo mucha más inspiración y consejos para ti?

Suscríbete para convertir tu negocio en una marca de alto rendimiento que inspire confianza y consiga resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a mi Blog

Branding + Copywriting + Creatividad

¡ES GRATIS! :-)