Cuestión de Confianza

/, Copywriting, Marca/Cuestión de Confianza

Una relación de confianza entre nuestra marca y el consumidor. Este es el principio de todo.

Lo que vendemos a nuestros clientes no es ni más ni menos que confianza. Clic para tuitear

Desde que nacemos buscamos brazos que nos den calor y protección. Luchamos por ganarnos la confianza del mundo que nos rodea.

Nadie nos enseña a confiar, porque aprender a confiar es innato. Sin embargo, a medida que crecemos vamos perdiendo confianza.

Empezamos a desconfiar porque nos enteramos de que los Reyes Magos no existen, alguien nos rompe el corazón, y no siempre se cumple lo que nos prometen.

Y te estarás preguntando qué tiene que ver todo esto con tu marca. Pues todo. Te lo explico.

Marcas que nacen con sentido

Algunas marcas nacen sin confianza, se sienten inseguras y viven constantemente en una montaña rusa; otras tienen las cosas claras, demasiado claras, tanto que se confían demasiado.

Nos dejamos llevar por una sociedad «inmediatista» que corre a contrarreloj. Sentimos demasiada presión y en lugar de parar y buscar nuestro propósito, aquello en lo que creemos de verdad, copiamos lo que hay fuera.

La clave está en tomarse el tiempo necesario para encontrar ese propósito, algo que le dé sentido a nuestra existencia y, sobre todo, a la de nuestros clientes potenciales.

Es simple. Dale a tu público la oportunidad de pertenecer a algo que está por encima de ellos: un estilo de vida, una filosofía, un movimiento, una causa social. Y llévalo hasta el límite.

Dale sentido a tu marca y conviértela en una Marca de Alto Rendimiento.

Cómo crear una relación de confianza entre marca y consumidor

Como en cualquier relación entre personas, todo se basa en la confianza, en darle valor a lo que dices y demostrarlo con hechos.

Las palabras vacías crean desconfianza y restan credibilidad. Clic para tuitear

Ahí van algunas ideas para que tu marca sea capaz de crear relaciones sólidas con sus clientes potenciales y se gane el respeto de su sector:

  • Crea un propósito en el que valga la pena creer.
  • Interactúa con tus clientes y hazles partícipes de tu gran propósito.
  • Sé empático, ponte en la piel de tus clientes e intenta comprender sus miedos, frustraciones y motivaciones.
  • Aporta datos y testimonios que demuestren que tu marca cumple lo que promete.
  • No te andes por las ramas, sé claro y directo en tus mensajes.
  • Da argumentos que expliquen cómo tu marca va a cambiar la vida de sus clientes.
  • Sé coherente. Tu marca debe ser eternamente fiel a sus principios y no dejarse llevar por modas.
  • Busca la complicidad utilizando un tono de voz con el que los consumidores de tu marca se sientan identificados.
  • Crea proximidad y evita formalismos. Por ejemplo, utiliza “tú” en lugar de “usted”.
  • Sé auténtico, no intentes ser alguien que no eres.
  • Da siempre un poco más de lo que se espera de ti o de tu marca.
  • Sé transparente en lo que ofreces, a nadie le gusta que le engañen ni que le digan medias verdades.
  • Actúa con valentía y atrévete a no copiar.

Al final, todo se resume en:Si me das motivos para creer en lo que tú crees, te daré mi confianza. Clic para tuitear

Por cierto, el copywriting es el arma más poderosa para crear una relación basada en la confianza. Confía en él.

2020-01-16T14:43:22+01:00 Branding, Copywriting, Marca|

Dejar un comentario