consultoria de marca

A veces escuchar no sirve de mucho

Índice

Este es, sin duda, el artículo más personal que he escrito hasta la fecha. Empiezo hablando de ti (aunque en realidad hablo de mí) y acabo vendiéndote algo que ojalá me lo hubieran ofrecido a mí hace 6… ¡o incluso 15 años atrás! 

Ahí va, sin palabras en negrita, sin H2, H3 ni imágenes que adornen lo que digo. Solo te cuento lo que de verdad me remueve por dentro y el motivo por el que hoy estoy aquí delante tuyo:

Es probable que si te interesa esto del marketing o llevas algún tiempo intentando lanzar tu negocio, ya hayas visto algún webinar (o cientos), te hayas apuntado a cursos de esos que te prometen multiplicar tus ingresos sin sudar demasiado o que incluso hayas aprendido por ti misma o mismo a gestionar tu propia tienda online.

Has invertido tiempo, dinero y esfuerzo. Y aunque a ratos has sentido que ibas sin rumbo, seguro que ha valido la pena y que no hubieras llegado donde hoy estás. Lo sé, porque yo era una de esas personillas autodidactas insaciables que quería saber de todo. ¡Siempre me faltaban horas al día para aprender más y más!

Tenía tantas ganas de alcanzar el «éxito”, que todo me parecía poco. Escuché a muchos gurús del marketing digital y no dejaba de mirar lo que hacían otros profesionales que se dedicaban a lo mismo que yo. 

¿Sabes cómo me sentía? Abrumada con tanta información, perdida y en un mar de dudas constante, porque veía tantos caminos posibles, tantas opciones, que me paralizaba y no sabía ni por dónde empezar.

Buscaba respuestas afuera, cuando en realidad yo ya sabía mi camino. Pero tanto ruido no dejaba que me escuchara a mí misma.

Y las ideas no dejaban de aparecer y desaparecer. De pronto se me ocurría algo que pensaba que era brillante, y al cabo de un rato ya no me parecía tan buen plan. 

Con los años (6, para ser exacta) me he dado cuenta de que me faltaba lo más importante: claridad, visión y una base sólida sobre la que empezar a crecer. O lo que es lo mismo: un plan. Y ahora no quiero que tú tardes tanto en abrir los ojos y empezar a crear tu marca por donde toca. De verdad creo que es de la mejor manera que te puedo ayudar.

Si tú no pones foco en lo que más te apetece hacer, si no crees en ti, en tu marca, y si no le das un sentido a tu vida personal y profesional, nadie lo hará. Aunque contrates a un project manager maravilloso o a un copywriter que escriba como tú deseas.

Con el tiempo he aprendido que a veces escuchar no sirve de mucho. Hacer lo que hacen los demás, aún menos. Y, por supuesto, seguir consejos universales o plantillas y fórmulas estándar, tampoco. 

Lo único que a mí me ha funcionado de verdad es dejar de escuchar todo lo que se dice por ahí y empezar a centrarme en lo que yo quiero, yo siento y yo disfruto cuando soy YO. Sin perder nunca de vista mi propósito, ese motor que me mueve a seguir adelante, pese a que haya momentos en que se me pase por la cabeza tirar la toalla.

¿Y cómo encontré mi propósito? Con una gran pregunta: “¿Dónde estoy y dónde quiero estar?”. Escribir su respuesta fue revelador para mí. Me di cuenta de mis sueños, mis objetivos y las ganas que tenía de crecer. Ya solo era necesario buscar el camino, ¡el plan!, para poder avanzar. Porque yo era de las que me dejaba llevar por la intuición y escuchaba lo que me decían mis tripas, pero resulta que en la mayoría de ocasiones no es suficiente, sobre todo cuando vas en serio y quieres disfrutar de cada paso que das, sin dudas ni estrés.

Así es como creé las bases de mi marca y empecé a caminar en una sola dirección.

Y todo este rollo que te he metido es para anunciarte que he creado un nuevo servicio de Consultoría de Marca. Tú, yo y 2 horas hablando sobre dónde estás y dónde quieres estar. Suena bien, ¿verdad? Te lo estoy vendiendo de la mejor manera que sé hacerlo, con palabras y siendo muy directa, porque es exactamente lo que yo hubiera querido encontrarme cuando empecé en este mundillo de emprendimiento y marketing.

Si todo esto que te he explicado te suena de algo, o de mucho, tenemos tema de qué hablar. Échale un ojo y cuéntame.

Si te ha sido útil, compártelo:

¿Y si te digo que tengo mucha más inspiración y consejos para ti?

Suscríbete para convertir tu negocio en una marca de alto rendimiento que inspire confianza y consiga resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a mi Blog

Branding + Copywriting + Creatividad

¡ES GRATIS! :-)